Stabat Mater

Esta sección gasta pocos datos. Pero hay enlaces a varios videos, que sí gastan más datos.

—— Origen del Stabat Mater ——

Stabat Mater es un texto medieval del siglo XIII, utilizado en su origen para el oficio divino. Más tarde se incorporó como texto litúrgico del género secuencia, que se cantaba antes del Evangelio en torno a Semana Santa. Actualmente ha desaparecido como secuencia, pero se reza en el oficio divino el viernes anterior al Viernes Santo, que debe su nombre —viernes de dolores, es decir, hoy— a esta bella composición.

Las dos secuencias probablemente más conocidas son la de Pascua (Victimae Pascali laudes) y Pentecostés (Veni Sancte Spiritus), aunque hay otras. Son textos elaborados por la tradición de la Iglesia que complementan la liturgia de la palabra añadiendo una exposición piadosa y con forma poética que ayuda a los fieles a la contemplación del misterio que se celebra y a comprenderlo así más íntimamente.

El Stabat Mater introduce al oyente en el sufrimiento de María, la madre de Jesús, que contempla la crucifixión y muerte de su hijo amado. Es el Mesías anunciado, que mediante su sacrificio voluntario da plenitud al designio redentor del Padre para salvar a la humanidad pecadora. “Junto a la cruz de Jesús estaba su madre” (Jn 19, 25) y, traspasada del dolor, se convierte en corredentora. Sumergiéndose en esa contemplación, se interpela al orante a expiar los propios pecados que fueron causa de tanto dolor del Hijo  y de la Madre.

—— Texto latino y traducción——

La traducción más bella del latín nos la ofrece Lope de Vega. Reza así:

 

—— Versiones musicales ——

Hay cerca de doscientos compositores de distintas épocas, géneros, estilos y visión musical que han puesto música al Stabat Mater. Hoy ofrecemos la posibilidad de rezar con algunas de ellas que están colgadas en internet. Al ser vídeos largos, recomendamos utilizar wi-fi para evitar gastar los datos del teléfono.

Comenzando por las sobrias versiones gregorianas (una versión más extensa, pulsa aquí; la versión más breve o simplex, pulsa aquí), hasta las quizá más conocidas de Giovanni Battista Pergolesi (1736) (pulsa aquí) y Gioachino Rossini (1833) (pulsa aquí), hay que añadir otros muchos maestros: Giovanni Pierluigi da Palestrina (pulsa aquí), Josquin Desprez (pulsa aquí), Luigi Boccherini (pulsa aquí), Joseph Haydn (pulsa aquí), Alessandro Scarlatti (pulsa aquí), Domenico Scarlatti (pulsa aquí), Antonio Vivaldi (pulsa aquí), Franz Schubert, Franz Liszt (pulsa aquí), Antonín Dvořák (pulsa aquí), Giuseppe Verdi (pulsa aquí), Karol Szymanowski (pulsa aquí), Francis Poulenc (pulsa aquí), Josef Rheinberger (pulsa aquí, que fue interpretado el viernes de dolores en nuestra parroquia), Krzysztof Penderecki (pulsa aquí; este gran compositor contemporáneo falleció hace unos días), Salvador Brotons (pulsa aquí), Arvo Pärt (pulsa aquí), Kodaly Zoltan (pulsa aquí; también fue interpretado en nuestra parroquia).